Cirugía estética de orejas | Otoplastia



La otoplastia, conocida también como «cirugía estética de orejas», es un procedimiento para cambiar la forma, la posición o el tamaño de las orejas.
Podrías elegir someterte a una otoplastia si te molesta la manera en que las orejas sobresalen de la cabeza. También podrías considerar la otoplastia si una de las orejas o ambas son deformes debido a una lesión o un defecto congénito.



La otoplastia puede hacerse a cualquier edad una vez que las orejas hayan alcanzado su tamaño definitivo (generalmente a los 5 años de edad). En algunos casos puntuales, la cirugía se hace temprano a los 3 años de edad.



Las técnicas de la otoplastia varían según el tipo de corrección necesaria. La técnica específica que elija el cirujano plástico determinará cuál será la ubicación de las incisiones y de las cicatrices que se generen. Generalmente, la inicisión se coloca en el pliegue posterior de la oreja, modelando el cartílago de la oreja con miniincisiones y unos puntos de plicatura no reabsorbibles. Todo el procedimiento necesita alrededor de 90 minutos.



En el postoperatorio se lleva un vendaje durante 24 horas, que se retirará para llevar posteriormente sólo una banda por las noches. Es probable que sientas molestias o picazón, que se trataran con analgésicos. Una vez retiradas las vendas, observarás un cambio inmediato en la apariencia de tus orejas.



¿CUÁNDO PENSAREMOS EN REALIZAR UNA “OTOPLASTIA”

1.- Una de las orejas o ambas sobresalen demasiado de la cabeza |  2.- Tienes orejas grandes en relación con el tamaño de la cabeza  3.- No estás satisfecho con una cirugía de orejas anterior

La otoplastia se suele realizar en ambas orejas para optimizar la simetría. No obstante, que en algunos casos no será posible alcanzar una simetría plena, debido a que ya de inicio son muy asimétricas. En estos casos se busca un resultado armónico y estéticamente natural que satisfaga a los pacientes.

Habitualmente se hará de forma ambulatoria, bajo anestesia local acompañada si el paciente lo desea de sedación endovenosa y en algunos casos, sobretodo niños pequeños, optaremos por la anestesia general.
La otoplastia no cambiará la ubicación de las orejas ni alterará la capacidad para escuchar.



RIESGOS
La otoplastia conlleva varios riesgos, como los siguientes:

A – Cicatrices:  Si bien las cicatrices son permanentes, es probable que queden escondidas detrás de las orejas o dentro de los pliegues de las orejas.

B – Asimetría de las orejas: Esto puede ocurrir como resultado de los cambios durante el proceso de cicatrización. Además, es posible que la cirugía no logre corregir con éxito la asimetría preexistente.

C– Cambios en la sensibilidad de la piel: Durante la otoplastia, el reposicionamiento de las orejas puede afectar temporalmente la sensibilidad de la piel en esa zona. En casos excepcionales, los cambios son permanentes.

D – Problemas con los puntos: Los puntos que se hicieron para afirmar la nueva forma de la oreja pueden salir hacia la superficie de la piel y, en ese caso, es necesario retirarlos. Esto puede causar inflamación en la piel afectada. Como consecuencia, es posible que debas someterte a otra cirugía.

E – Sobrecorrección: La otoplastia puede crear contornos poco naturales que hacen que las orejas parezcan aplastadas.



COMPLICACIONES
Al igual que cualquier otro tipo de cirugía mayor, la otoplastia conlleva el riesgo de sangrado, infección y una reacción adversa a la anestesia. También es posible tener una reacción alérgica a la tela adhesiva o a otros materiales usados durante el procedimiento o después de este..



 

Ricard Palao

 

Consulta
Aribau 278, 4º 1ª,
08006 Barcelona,
T.93 200 89 23

 

”localización”

 

Ginac Stetic
Canonge Baranera, 139,
08911 Badalona,
T.93 464 69 46

 

”localización”

 

Clínica Creu Blanca
Pº Reina Elisenda, 17
08034 Barcelona,
T.93 252 25 22

 

”localización”
by creactivitat!