Reducción de mamas



La reducción mamaria consiste en la remodelación y disminución del tamaño de los pechos hipertrofiados de una mujer.

Hablamos de hipertrofia cuando hay un crecimiento excesivo de las mamas, ya sea por aumento de peso de la mujer u obesidad, malformación genética o enfermedad mamaria.

Se habla de gigantomastia cuando el crecimiento es excesivo y anormal, llegando a producir graves consecuencias físicas y funcionales de la mujer, como dolores de espalda, hernias dorsales y cervicales, mareos, etc.



¿EN QUÉ PACIENTE ESTÁ INDICADO?

La reducción mamaria se realiza más frecuentemente en mujeres perimenopáusicas, principalmente debidos a cambios hormonales y sobrepeso. También no es raro realizarse en chicas jóvenes que han tenido un sobredesarrollo de sus mamas provocándoles una deformidad importante y caída de sus pechos.

Y es que aparte de reducir el pecho, también se realiza una elevación, remodelación y se les da una mayor firmeza en las mamas para obtener un pecho bonito y “práctico”, como a veces nos dicen las pacientes que les gustaría tener.



¿EN QUÉ CONSISTE LA INTERVENCIÓN?

La reducción mamaria es una intervención compleja de cirugía plástica que intenta eliminar el tejido mamario sobrante mediante la extirpación del mismo (glándula mamaria, grasa y piel) y remodelación de la mama de forma natural y anatómica pero a expensas de unas inevitables cicatrices.

Básicamente existen 3 tipos de técnicas según el tipo de cicatriz residual:

Reducción vertical: La cicatriz se sitúa alrededor de la areola + una cicatriz vertical desde el borde inferior de la areola hasta el surco submamario. Es la que más utilizamos.

Reducción en T-Invertida: Se añade a las cicatrices anteriores otra cicatriz que discurre a lo largo del surco submamario, adquiriendo una forma de T invertida. En algunas gigantomastias se puede realizar un injerto de CAP para darle una mejor viabilidad y evitar problemas de necrosis (Técnica de Thöreck).

Reducción mediante liposucción: En esta técnica las cicatrices son mínimas, como mucho un par de puntos de menos de 1 cm en cada mama. Está solo indicada en mamas hipertróficas a expensas del crecimiento de la grasa y no de la glándula mamaria y que tenga una buena calidad de la piel (sin estrías) y con capacidad de retracción.

La mejor técnica es la que sea la más indicada para la paciente según las características previas de sus mamas y las perspectivas del resultado que tenga.

También nos gusta realizar un poco de liposucción laser por los costados y alrededor de la mama para darle mejor forma en los casos que sea necesario.



RECOMENDACIONES Y POSTOPERATORIO

La recuperación habitual es de unas 3 semanas, tiempo tras el cual se puede realizar vida normal sin esfuerzos.

Se requiere sólo un día de ingreso en la clínica y la recuperación se puede hacer perfectamente bien en el domicilio, siempre bajo los controles médicos pertinentes en nuestra consulta.

A la semana de la intervención la paciente está muy bien, un poco limitada la movilidad de los brazos pero sin dolor y con ganas de hacer vida normal.

A las tres semanas, cuando las heridas están bien curadas la paciente puede hacer vida prácticamente normal y a partir del mes se puede iniciar suavemente el ejercicio físico.



 

A Considerar

Quirófano: 2-3 h
Ingreso: 1 noche
Anestesia: Sedación profunda/general
Incorporación al trabajo: 2-3 semanas

Ricard Palao

 

Consulta
Aribau 278, 4º 1ª,
08006 Barcelona,
T.93 200 89 23

 

”localización”

 

Ginac Stetic
Canonge Baranera, 139,
08911 Badalona,
T.93 464 69 46

 

”localización”

 

Clínica Creu Blanca
Pº Reina Elisenda, 17
08034 Barcelona,
T.93 252 25 22

 

”localización”
by creactivitat!